Oración para la salud al santo milagroso San Judas Tadeo


Poderoso San Judas Tadeo, Santo mío barón predilecto del omnipotente, conductor de los mortales que nos hallamos sin el sendero verdadero que conduce a la vida eterna, en este momento me arrodillo ante ti, te imploro a que me ayudes por la salud de todas las familias, se el vencedor en este momento de tanta urgencia, extrae la muerte de todas las células de su cuerpo enfermo que está manifestando una mentira.

La voluntad de Dios padre creador de todo lo que existe, es que tengamos una existencia sana sin enfermedades, no creo la muerte creo la vida, no creo la enfermedad, creo la salud, por eso me uno a tu solemne voluntad de hacer lo que promete Dios y pido el milagro que tanto deseo, destruye a este enemigo que quiere doblegarnos y hacernos pensar que esta es la voluntad de nuestro padre.

Préstame tu bastón San Judas Tadeo, para destruir con el todo el embrujo que me han hecho y que puedan hacerme, que quieran quebrar mi salud y la de mi familia, que quieran verme postrado en una cama o alguno de mis familiares, que quiera infringirme dolor de algún tipo para robarme la paz, que quiera quitarme del camino glorioso que conduce al cielo e injuriar a mi padre achacándole todas mis penas.

Con esta oración, santo mío quiero que quede plasmado mi amor, mi fe y mi devoción, tu auxilio siempre está a la mano presente en todo momento, tu poder curativo y sanador, tu autoridad y tu radiación victoriosa expándela, ahora y para siempre, en mi mundo mantenme sellado en una gigantesca columna de fuego que consuma su causa y efecto.

Ser de luz y poder mi San Judas Tadeo te agradezco tu pronta respuesta al llamado de este, tu noble servidora que no ha hecho más nada que servirte, glorificarte y amarte, escúchame siempre, atiéndeme siempre, auxíliame siempre y por el poder bendito que siempre se haga tu voluntad y finalmente libérame de todo mal, que tu devoción creciente por nosotros tus hijos siga ardiendo en el amor de Jesús y alcánzame la gracia que te pido en este momento. Amen.