Oración de la noche

Acércate a nuestro Dios todo poderoso y reflexiona sobre todas tus acciones, piensa en tus tareas del día y en lo que debes mejorar para el día siguiente para ser mejor persona, realiza tus plegarias para que sientas la paz que necesitas y un descanso reparador, haz esta oración todas las noches y encomiéndate a Dios y agradece primeramente por llegar sano a casa con tu familia y tus seres queridos.

Quiero que mi oración ascienda hasta el cielo y llegue hasta ti, te la entrego con mucho respeto y amor esperando sea escuchada y atendida lo más pronto posible, para ser liberado por siempre de las limitaciones. Dame la convicción de que me oyes y que no debo perder las esperanzas de un mejor porvenir y una vida plena y feliz.

Señor bendito, te pido y ruego por la salud de muchos enfermos en mi comunidad no permitas que empeoren su estado de salud y abandonen este plano terrenal. Invoco tu misericordia y manifiesta tu luz verde de curación y sanación e invoco la presencia del amado arcángel Rafael, médico del cielo para que sean curadas todas estas personas.

Por todo esto te pido perdón y te agradezco, porque tu perdón siempre está dado y tu olvido es eterno, hazme entender que tu presencia siempre vive en el eterno presente y que el pasado ya no existe. Gracias por esta comprensión, gracias por amarme cuidarme y sé que me vas a ofrecer un sueño reparador para hacer tu servicio de amor.

Te pido que me sigas dando fuerzas para mantener a mis seres querido a mi lado, compartiendo en perfecta armonía y equilibrio. Y te ofrezco que me comprometeré en hacer todo lo posible que este en mis manos para hacer del próximo día que me regales el mejor y más feliz día de mi vida.

En este glorioso día, no pasó nada de lo que hubiese querido que pasara, me equivoque mucho y no supe reaccionar de buena manera. Ayúdame a tomar las decisiones correctas en el momento justo, para no seguir sintiendo que te estoy fallando en entregarte un servicio de amor, tanto a ti como a mis hermanos.

Me siento muy afligido y apenado por mi conducta, no sé si se pueda remediar las cosas después de lo que he hecho, me siento sin salida. Pero solo me queda pedir perdón, perdón, perdón me inclino ante usted padre bondadoso, absuélveme de mis errores, de mis malos pensamientos de las emociones mal calificadas por mí.

 

Ora todas las noches, bendice por el día que has tenido, bendice por cada instante de tu día, porque eres digno de estar vivo para llevar la palabra de Dios, nunca pierdas la fe, porque siempre hay un rayo de luz para ti y tu familia. Amén.

paper help