Oración de la noche

Haz esta bella oración al llegar a casa, habla con Dios sobre todos tus logros y tus adversidades, acércate a un ser noble y justo que te bendecirá y te auxiliara en cualquier momento de desespero o de angustias, porque para nuestro amado Dios no existen barreras y el vela y cuida a cada uno de sus hijos sin importar quien sea, porque antes sus ojos todos somos iguales.

Perdóname por veces olvidar que todo lo que poseo es gracias a ti, que todo forma parte de ti, por no recordar que hasta el aire que llena mis pulmones contienen tu sustancia divina. No permitas que mi arrogancia me aleje de tu presencia, que mi orgullo me saque del camino correcto que debo transitar.

Aquí estoy arrodillado ante tu presencia agradecido y arrepentido, agradecido porque has permitido que haya vivido otro día de servicio, agradecido porque he llegado a mi hogar y estoy nuevamente al lado de los seres queridos, agradecido que a pesar de no hacer lo que debí haber hecho, siento que no me condenas ni críticas.

Alabados seas padre porque sé que sin ti no valgo nada y no es que me menosprecie, sino que tú me reconfortas y me haces sentir vivo. Por siempre se ha sabido que tú eres el poder vivificador que calienta y hace latir todo corazón humano. Tuyo es el poder que mueve cada célula de mi cuerpo y la hace vibrar constantemente.

Esta hermosa noche de luna llena, me acerco a ti suavemente y con el corazón en la mano, para pedirte que me des la ayuda y el socorro que tanto necesito. Mi alma sufre como un niño que no consigue consuelo por la falta de sus padres, así me siento como si no tuviera a nadie a quien acudir y pedir que detenga mi sufrimiento.

Protégeme no me dejes caer, protégeme no me dejes vacilar, protégeme no me permitas tentar al mal, ni enfrentar las tinieblas sin estar preparado. Solo tú tienes el magno poder en tus manos, solo tú eres el poseedor de la gloria infinita que me eleva y me mantiene siempre en estado de perfección eterna.

Bendita presencia de Dios, perdóname por las equivocaciones cometidas por mí en el día de hoy y sobre todo por los errores de omisión. Conozco la ley y de forma flagrante trato de desconocerla, debo recordar que el desconocimiento de una ley no me exime de su consecuencia. Debo asumir las consecuencias de mis actos.

Dedica esta oración con fe y aférrate a Dios, para que recibas todos sus dones y tú juntos a tus seres amados puedan orar en familia para que consigan la paz, la salud y el bienestar que necesitan y siempre vayan de la mano de nuestro señor. Amén.

paper help