Oración de hoy Jueves


Acércate a nuestro Dios padre celestial y conoce todas sus virtudes, sus maravillas, ora con mucha fe y esperanza, recibe el milagro de la vida a través de esta oración estarás más en comunicación con nuestro Dios amado, porque siempre cuidara y velara por ti, haz esta hermosa oración diariamente por el nuevo día que tienes que emprender, por este nuevo comienzo, por este nuevo reto que debes emprender.

Buenos días padre amado, quiero ofrecerte este día a ti, a tu servicio, a dar sin recibir nada del otro porque ya tú me das y muchísimo. Quiero elevar mis oraciones para que sean escuchadas y no para pedir sino para dar a otros, quiero que me permitas ayudarte a reconfortar corazones cansados a elevar pensamientos a perdonar errores.

Que este maravilloso día lleno de luz y de amor se manifieste solo aquello que sea consonó con lo bueno y bello, que manifieste solo aquello que nos hace ser humildes y libre, aquello nos transforma y nos permite ver nuestro fuego interior que disuelve y transmuta la malo en bueno, lo negativo en positivo, lo feo en bello.

No me permitas desmallar, no permitas que el desespero o las angustias por las carencias de lo que necesito en este momento, no lo veo materializarse. Conviérteme en un roble fuerte y sano, para que soporte los embates de la vida, para que pueda surgir victorioso del pantano de las exigencias del diario vivir.

Deseo que mis oraciones lleguen a ti, que sean escuchadas y solo eso me tranquiliza por que se, que tú siempre respondes a cualquier suplica o imploro de tus hijo. Solo dame la fuerza para soportar el dolor y sufrimiento que me embarga y no me permite continuar, seca mis lágrimas y dame el consuelo que tanta falta me hace.

Te suplico que no me dejes flaquear ante las tentaciones que diariamente enfrento, no me dejes caminar por lugares donde se ponga en peligro mi integridad física, dirige mis pasos que sean seguros y firmes. Acompáñame siempre a donde yo valla y que tu presencia se sienta en todo momento, que tus milagros se manifiesten en todo momento.

Gracias porque todo lo que deseo ya me los ha dado y entregado, gracias porque siempre estas atento al llamado de mi corazón. Gracias porque hoy es el día prometido, hoy es el día de la salvación eterna, el día de todos los hombres de buena voluntad. Gracias por que se esto es así, y que tu voluntad siempre se cumple.

Ora todos los días al despertar, aférrate a nuestro señor y encomiéndate a él para que tengas un día lleno de mucha vitalidad y salgas de tu casa con la bendición de Dios hoy y todos los días, para que tengas su protección. Amén.