Oración de hoy Sábado.


Despierta con la luz del día y haz esta bella oración diariamente, para que tengas el mejor de los días, el mejor despertar y la bendición de Dios. Abre tus manos, abre tu corazón y tu espíritu, para que las energías trasmitidas por el supremo, llegue a ti y a los tuyos, orar al despertar reconforta el alma, aquí tiene esta oración para que te acerques cada día a Dios padre.


Feliz día padre quiero darte, así como tú me lo das ofreciéndome un nuevo despertar, ofreciéndome un nuevo comienzo, ofreciéndome una nueva oportunidad. Gracias por ser como eres, por concederme la gloriosa posibilidad de conocerte, de saber que no estoy solo en el mundo como una brizna de paja, movida de aquí para allá por el viento.


Bendice mis pasos para que mi transitar, en mi diario vivir sea placentero, sin angustias y sobre saltos. Permíteme ver las oportunidades que se me presenten y se hagan obvias para mi vista y mis sentidos. Concédeme la habilidad de comunicarme bien con mis seres queridos de entenderlos y aceptarlos tal como son porque yo no soy perfecto.


En este día quiero eliminar de mi vida las plagas que no permiten que disfrute de mi vida como debe ser. Una de ellas son la prisa, permíteme vivir cada momento con tranquilidad, sin apuros, sabiendo que las cosas van a pasar sin tener que apurarlas, que en la vida siempre voy a obtener aquello por lo cual trabajo si siento que merezco tenerlo.


Otras de las plagas que quiero eliminar de mi vida, para siempre, es el habito insano de lamentarme por lo que paso, por lo que pasa y por lo que no ha pasado. Debo reconocer que el lamentarme no hará nada distinto en mi vida, no me devolverá aquello que perdí, no me entregara aquello, que no tengo y no tendré aquello que aún no ha llegado.


Haz de este día perfecto, quiero verlo diferente y aceptarlo tal como es, si llueve lo agradeceré, porque un día lluvioso no es malo o triste. Quiero aceptar mi vida, siempre como se presenta, en la tranquilidad o en la angustia, en la alegría o en la tristeza, en la paz o en la guerra. Solo te pido fuerza o coraje para para enfrentarme a estas situaciones.


Solo para finalizar mi sentida oración, te quiero dar gracias por estos momentos de reflexión y de acercamiento íntimo contigo amado padre. No te voy a pedir nada material porque sé que todo está dado y entregado ya, solo te voy a pedir vida y salud para poder disfrutar de los dones que me entregas todos los días. Amen.


Ora todos los al despertar, ora con mucha fe y amor, para que salgas de casa con la bendición de Dios, para que te acerques más a su amor puro y sincero porque no hay distinción para él. Amén.