Oración de la noche.


Dios amado, oye a tus discípulos, oye a tus creyentes a través de esta oración, de paz y de amor, para que puedan recibir tus bendiciones y su noche sea, llena de mucha plenitud y calma, que cualquier pensamiento negativo sea revocado de su mente, acércate al señor y ora con tu mayor fe, para que seas uno de sus más fieles discípulo.


Buenas noches señor de misericordia, quiero que me regales un descanso confortable, revitalizador, que me llene de energía para levantarme con entusiasmo y vigor. Lleno de paz y con ganas de comerme el mundo de enfrentar las oportunidades que se me presenten con fe y con la convicción de que no voy a fallar más en la vida.


Señor, quiero que mientras mi cuerpo duerma lo mantengas cuidado y protegido de cualquier entidad espiritual negativa que pretenda acercarse a hacer daño de cualquier tipo. No permitas que se acerque ninguna entidad del otro polo a perturbar mi sueño o a vampirizar mi energía vital, por favor aléjalos de mí, en todo momento y para siempre.


También te pido que durante el sueño, lleves mi alma a los lugares donde de alguna forma pueda ayudar a otros y hacer un servicio de amor un servicio verdadero de ayuda al prójimo o al necesitado. Quiero servirte de alguna forma para sentirme útil, para sentir que mi misión en la vida la he encontrado ya y estoy dispuesto a llevarla a la acción.


Llena de luz mi mente, hazme pensar en lo correcto, vivifica mis pensamientos, dame ideas que sean del beneficio de las mayorías, ideas que ayuden a curar, ideas que ayuden a crear, ideas que ayuden solucionar los problemas que enfrentamos diariamente, ideas que nos permitan mantener y elevar nuestra calidad de vida. Ideas que sean de tu mente.


Mañana si tu voluntad divina así lo permite y vuelvo a abrir los ojos, quiero sentir que soy un hombre nuevo y renovado, un hombre que trabaja por el bien de su hermano, un hombre que sabe lo que quiere, un hombre que entiende, porque motivo esta en este mundo, un hombre que se ha vuelto responsable por su actuar en la vida.


Gracias señor porque es verdad lo que tu amado hijo Jesús le decía a sus discípulos, que entes de que me pidas te abre escuchado y antes de que termines de hablar te abre atendido. Gracias por todas estas verdades, gracias por iluminar mi mente y por tener siempre a la mano el perdón de mis faltas, gracias, Amen.


Ora todas las noches, ora por ti, tu familia y seres queridos, la oración es la mejor medicina, para calmar tus angustias, para calmar tus necesidades y sobre todo, para brindarte la paz en tu hogar.