Oración de hoy Jueves.


Tu presencia está viva cada día, mientras ores con mucha devoción y mucha fe, porque Dios es un ser justo y bondadoso que siempre estará dentro de tu corazón, cuerpo y alma. Todos los días encomiéndate al ser supremo ora esta bella oración y tengas un día feliz y bendecido.

Quiero ver la belleza en todo, hasta en lo negativo que veo suceder a mí alrededor, quiero que me cuides y me mantengas alejado de todo aquel que desee hacerme daño, que este bonito amanecer, sea como el amanecer en mi vida, como el amanecer en mis proyectos, como el amanecer de mis sueños.

Dios tu amor este siempre en mi palabra, quiero ver el despertar de mis dones, dones divinos que sé que poseo pero que nunca los he querido desarrollar, quiero bendecir en tu nombre a todo ser, que por alguna necesidad contacte, que tu bendición preceda mi saludo y siempre este presente tu amor.

Que mis oraciones lleguen a ti directamente, a la fuente de la luz, a la fuente del amor, a la fuente de la verdad, a la fuente de la paz perfecta. Comanda tus ángeles y mándalos a la libertad de todo lo que me mantiene prisionero, no sigas permitiendo que mis opresores se sigan burlando de tu poder.

Ora todos los días, ora de corazón y con fe, para que nuestro señor te bendiga todos los días, y tu camino esté libre de tropiezos, Dios es y será por siempre el máximo protector de sus hijos. Amén.

Te pido con todo el amor que hay en mi corazón y quiero que me contestes como tú sabes hacerlo, dime que quieres que haga hoy, dime de que forma te puedo ayudar para hacer cumplir tu voluntad perfecta de amor, de dicha, de paz y perdón. Quiero que me conviertas en un guerrero de la luz, en un hombre que lleve tu palabra con amor.

Solo el hablar contigo me llena de paz, reconforta mi alma, me mantiene en estado de expectativa, siento que esta horrible tormenta va pasar y que la luz del bien, de la armonía y la felicidad pronto se asoma y tu voz me calma diciéndome ya paso hijo, tus pensamientos mal calificados habían creado tu situación actual.

Permíteme ver las maravillas de tu mundo, las maravillas que no puedo ni concebir, las maravillas que hay enterrado en lo profundo de cada ser humano que habita este mundo. Las maravillas que solo puede existir en un mundo donde la voluntad perfecta de dios se manifiesta.

Ora todas las mañanas al despertar tu cuerpo físico y tu alma se alimenta de las bendiciones que recibas, ora todos los días con fe, porque la fe es la cura y solución de muchos males. Amén.