Oración de la noche.


Ora con mucho fervor y acércate a nuestro Dios para que consigas sus buenaventuras y su bendita misericordia por la eternidad, Haz esta hermosa oración de agradecimiento y de protección para que puedas dormir en paz y con una inmensa quietud, que tú y tus seres queridos estarán bien, porque nuestro padre celestial jamás abandona a sus fieles.

Por todo lo que me has dado agradecerte yo quiero señor, porque sé que cuidas muy bien y están a tu cobijo, todos mis seres queridos que han partido de este mundo material. Entrégales el descanso eterno que se merecen después, de haber vivido las tormentosas pruebas que tuvieron que pasar en su antiguo habitáculo terrestre.


Bendito sea tu luz eterna, porque se mantiene encendido en todo momento, a pesar de la tormenta más desafiante, a pesar de los nubarrones que con su espesura no permitan el paso de tu luz. Pero siempre estás ahí, iluminando, guiando, dirigiendo cada paso que doy para que no tropiece nunca en mi andar, en este mundo de oportunidades.


Gracias señor, por la bendita misericordia que mes has dado, por poder dirigirme a ti y evaluar, aquí con calma, sin el bullicio del diario vivir, aquello que yo llama problemas. Te pregunto padre de verdad tengo problemas o son solo circunstancias que todo ser humano debe pasar en su recorrido por el mundo, por su andar esta escuela terrenal.


Que el descanso me haga viajar, me permita llegar a donde tu estas, acompañado de los ángeles y querubines, a visitar la casa que algún día habitare a tu lado. Déjame recordar todo mañana y que no fue solo un sueño. Déjame pensar que la vida es más que este mundo terrenal, lleno de limitaciones, de guerra y miseria.


Quiero hacer de mañana un día como hoy, ayúdame a realizarlo, ayúdame para que se materialice, ayúdame a ayudarte, se siente tan bien, tan gratificante como ser humano sentirse útil y capaz de extenderle la mano, aquella persona que lo necesite, ayudarlo a ver la vida desde otro punto de vista, desde otra perspectiva.


También te pido que, durante el sueño, lleves mi alma a los lugares donde de alguna forma pueda ayudar a otros y hacer un servicio de amor un servicio verdadero de ayuda al prójimo o al necesitado. Quiero servirte de alguna forma para sentirme útil, para sentir que mi misión en la vida la he encontrado ya y estoy dispuesto a llevarla a la acción. Amén.


Ora todas las noches, pide con mucha fe y esperanza para que nuestro Dios padre te ayude a solventar cualquier situación que estés atravesando y te permita tener una noche de paz y quietud y duermas con la bendición del padre, del hijo y del espíritu santo. Amén.