Oración para el Martes 29 de octubre del 2019.

san judas tadeo octubre 28

Realiza esta bella Oración todas las mañanas, hazla al despertar con mucha fe y amor, entregándote a nuestro Dios padre para que oiga tus rezos por este bello comienzo que hoy el padre celestial tiene destinado para ti, acercarte a sus bendiciones porque hoy será un día más para glorificar y honrar el nombre del señor y pedir por la salud, el bienestar y la prosperidad para ti y tus seres queridos.


Hermoso día padre bondadoso que hoy al igual que ayer cubres mi mesa con los manjares más exquisitos que yo puedo desear, gracias porque me haces un hombre fuerte, sano, capaz de enfrentar cualquier situación que se me presente y con la misma humildad con la que tu amado hijo Jesús enfrento en la tierra.


Amanece y mi oración se fortalece con la fuerza que me da la seguridad de tu luz. Esa luz como la luz del sol pero que no siega, ni molesta mi vista. Que llena cada espacio que se encuentre en las sombras, calentando cada rincón que se encuentra en la frialdad del olvido, que resplandece como un faro que guía de las embarcaciones por las noches.


En este día quiero eliminar de mi vida las plagas que no permiten que disfrute de mi vida como debe ser. Una de ellas son la prisa, permíteme vivir cada momento con tranquilidad, sin apuros, sabiendo que las cosas van a pasar sin tener que apurarlas, que en la vida siempre voy a obtener aquello por lo cual trabajo si siento que merezco tenerlo.


Tu amado hijo Jesús, cuando estuvo en este mundo, pregonando tu verdad y demostrándonos con su ejemplo, que todo en la vida es realizable. Él nos enseñó que todos somos hijos del mismo padre, que debemos amar a nuestro hermano, como a nosotros mismos y que tu presencia está en cada uno de nosotros.


Todos los padres responsables hacen eso, se preocupan y sin que el hijo se lo pida, él ya sabe que debe traer el alimento a la casa y entregárselo con amor y con la tranquilidad de haber cumplido con la tarea encomendada. Pero el hijo igual es un malagradecido no agradece por el esfuerzo empleado por tan noble encomienda.


Deseo complacerte en este día, deseo andar por el mundo siendo un ejemplo para mis hermanos humanos, un ejemplo de victoria ante los obstáculos que enfrento en mi diario vivir, un ejemplo de perseverancia y optimismo ante los abismos que pretenden evitar el avance hacia la luz de Dios, un ejemplo de amor y gratitud por la vida.


Ora todas las mañanas en compañía de tus seres queridos, familiares y amigos para que reciban las gracias de Dios, este día va que va a comenzar, en el nombre de Dios, del hijo y del espíritu santo. Amén.

Publicada el
Categorizado como Oración
paper help