Oración de la noche.


La noche es el momento de descanso, para que llegues a reunirte con la familia y puedan estrechar sus manos, para poder orar en familia y en unión, aquí tienes esta bella oración, para agradecer por todas las bendiciones del día, por todas las maravillas recibidas y puedas dormir en paz con la bendición de Dios.


Bendito sea tu misericordia eterna, porque has permitido que transcurra otro día más, en esta escuela terrenal. Gracias por que puedo contemplar lo realizado por mí en este día y te puedo decir que me siento complacido, ya que siento he cumplido con tu voluntad de amor y paz entre los hombres que habitan este amado mundo de oportunidades.


Bendito sea tu amor eterno, porque es tu amor el que hace libre y me libera de las ataduras magnéticas que quieren mantenerme ligado al sufrimiento y al fracaso. Es tu amor que me hace grande y me permite salir victorioso ante cualquier batalla que por necesidad tengo que enfrentar en este mundo de oportunidades.


Bendito sea tu luz eterna, porque se mantiene encendido en todo momento, a pesar de la tormenta más desafiante, a pesar de los nubarrones que con su espesura no permitan el paso de tu luz. Pero siempre estás ahí, iluminando, guiando, dirigiendo cada paso que doy para que no tropiece nunca en mi andar, en este mundo de oportunidades.


Bendito sea tu paz eterna, parque a pesar de toda provocación externa, me mantienes sereno y tranquilo. Que la paz y la serenidad sea siempre, como hoy lo fue, aquello que me permita tomar decisiones correctas, sabias que estén siempre dirigidas por mi yo interior y en todo momento se cumpla tu voluntad, en este mundo de oportunidades.


Bendito sea perdón eterno, porque sé que hoy he pecado, me he equivocado, he permitido que el orgullo y las banalidades del mundo hablen a través de mí. Mi comportamiento no ha sido justo con mis hermanos y le he dañado e irrespetado de alguna manera. Ajusta todo para que sigamos caminando en este mundo de oportunidades.


Bendito sea padre eterno por la oportunidad que me das de dirigirme a ti, esperando tener un sueño reparador. Tu bondad por mí es grande, me has dado todo lo que he merecido, aunque parezca que no sea justo, justo es porque todo siempre está en ley y dame la oportunidad de despertar de nuevo mañana, en este mundo de oportunidades. Amén.


Haz esta linda oración, con la familia, para que sientan la paz y el amor de nuestro señor y su hogar tenga la protección de nuestro padre eterno, por toda la eternidad. Amén.