Oración para el Domingo 29 de septiembre del 2019.


Mi dios todo poderoso gracias por este nuevo amanecer, gracias por darnos la dicha de ver el sol, de ver nuestras familias, de respirar un aire de fresco, un aire lleno de amor, hoy comienza una nueva mañana, ayúdame para que guíes todos los paso que daré, todas las palabras que salgan de mis labios sean guiados por ti y solo de ellos salgan muchas bendiciones.

Gracias por permitirme despertar a tu lado y sentir tu presencia, sentir que estas protegiéndome, gracias por darme la fuerza de continuar este día, te entrego lo mejor de mí para poder dar los mejores frutos. Yo no soy nada si me faltas tú mi Dios.


Mi dios querido se siempre mi escudo para afrontar todas las adversidades o tropiezos que se me puedan presentar, se mi protector porque eres un soldado que lucha por sus hijos, no me desampares que yo nunca me alejare de ti, siempre estaré orándote y alabándote.


Escucha siempre mis oraciones, siempre amanezco pensando en tu inmenso amor y viendo el hermoso día tan radiante y brillante que hoy nos regala, dame la comprensión necesaria para sobrellevar mi jornada.


Dame alivio si estoy desconsolada, estoy en tus manos para que siempre me orientes por las sendas de un buen destino y así emprender con éxito todos mis sueños y proyectos.


Te doy las gracias mi Diosito porque siempre me tienes en paz, por poder realizar mi trabajo con mucha serenidad, por caminar, por ver, por oír que estoy llena de salud y de prosperidad.


Dios todo poderoso pongo en tus manos mi vida para que moldees a tu imagen y semejanza para comenzar con fuerza, con vigor y estar en paz conmigo mismo y permíteme ver todo lo que me rodea con amor, nunca permitas que mi corazón se llene de odio y de rencor, siempre quiero confiar en ti mi señor y ayuda a todas esas personas que por alguna causa se alejaron de ti pero hoy reconocen que tú eres nuestra bendición.


Gracias por este nuevo día, cuídame y protégeme que tu bendición siempre vaya conmigo y que hoy sea un día lleno de éxitos, de abundancia y sobre todo de mucha salud. Amén