Oración de la noche.


Cada noche acercarte a nuestro Dios eterno, para que sientas el poder de sus dones y sus virtudes y puedas conocer sus milagros a través de su palabra, ora con fe y amor, tomate el tiempo de meditar porque Dios es la fuente de la vida, Dios nunca se olvidara de ti y a través de esta oración reconforta tu alma y cuerpo de mucha vitalidad.


Bendito sea tu luz eterna, porque se mantiene encendido en todo momento, a pesar de la tormenta más desafiante, a pesar de los nubarrones que con su espesura no permitan el paso de tu luz. Pero siempre estás ahí, iluminando, guiando, dirigiendo cada paso que doy para que no tropiece nunca en mi andar, en este mundo de oportunidades.


Alabado sea tu nombre señor, me has concedido la salud y creo que en realidad eso es lo que en verdad necesito para ser feliz. Que ser humano enfermo y cansado puede realizar las actividades más básicas, que ser con su mente atormentado por la enfermedad puede entregarse plenamente a la voluntad tuya y ayudar a su hermano.


Hoy quiero agradecerte señor, porque se cumplió un día más de mi vida sigo adelante, con tropiezos y equivocaciones, enfrentándome diariamente a los designios del destino que me trazo diariamente esperando cumplir mi plan de vida de la mejor manera y esperando siempre, siempre, siempre hacer tu voluntad.


Que la perfección de Dios siempre se manifieste en cada centro de salud, en cada hospital, en cada ambulatorio, que tu voluntad de salud y curación se haga al instante. Te pido que cures su cuerpo, pero también su mente, borra para siempre de sus mentes, sus pensamientos de dolor y de limitación de cualquier tipo.


Padre te quiero agradecer, porque a pesar de que hay muchas personas enfermas, padeciendo de dolorosas enfermedades, de penosos tratamientos médicos, que parecieran no curar, sino que aliviar momentáneamente la condición del paciente, sé que has curado a muchas más que solo con la fe que han puesto en ti ha sido suficiente.


Gracias por atender al llamado que les hago y manifestar la luz protectora en todo el planeta, ahora que estoy protegido podré descansar en la paz y comodidad de mi habitación y poder darte gracias por todo lo que me regalaste en este bendito día, que no fue fácil para mí, pero llegue a mi hogar otra vez y estoy aquí ofreciéndoles esta oración.


Haz esta hermosa oración en compañía de tus seres queridos y sientan las fuerzas y la esperanza de cada nuevo amanecer, en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo Amén.