Oración de hoy Domingo


Ora con humildad, fervor y sencillez esta gloriosa oración, realiza esta bella oración todos los días, hazla con mucha fe y acércate a sus bondades, aférrate a su misericordia y a su inmenso amor, Dios es justo y bondadoso y te cuidará, te protegerá, y abrirá tu sendero para que este alumbrado y con la esperanza de un grandioso comienzo.


Buenos días padre de paz, concédeme la tranquilidad y sosiego que tanto deseo para soportar el día de hoy. Dame serenidad para escuchar a mis seres queridos y no estallar a la menor provocación. Dame comprensión para entender que todos somos humanos y cometemos errores y dame tu perdón para perdonarnos siempre.


Amanece y quiero agradecerte por ser tan paciente y escuchar mis oraciones, por dedicar estos breves minutos a este hijo, que con mucho amor se dirige a ti. Gracias por este maravilloso regalo que se llama vida y ayúdame a descubrir las maravillas que encierra y a saber que los milagros se obran todos los días, gracias.


Amado padre, bendito protector de todos tus hijos que velas por cada pate tuyo que habita la tierra. Por cada animal, planta y ser vivo, gracias por tus cuidados y consejos, gracias por tu infinito amor, consuelo y misericordia que siempre nos concedes por los errores cometidos de forma voluntaria o no.


Feliz día señor mío, gracias por la misericordia que me concedes al permitirme contemplar otra vez tu creación, gracias por el sentimiento de paz y amor que me embarga y me llena. Gracias por irradiarme tu energía electrónica que llena y rejuvenece cada parte de mi cuerpo y de mi mente y me mantiene en alerta ante cualquier situación.


Que la luz de Dios, cubra nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro mundo, como lo hace con toda su fuerza nuestro amado sol, que nos ilumina y nos da la bienvenida a un día más de trabajar por la consecución de nuestros sueños, por la realización de nuestras metas y por hacer de cada día, un día mejor para todos.


Tu voluntad sea hecha y nada pido cambiar, nada quiero que sea distinto, nada fue, es o será, sino está de acuerdo con la ley divina de libre albedrío. La acepto como mi verdad dame la suficiente comprensión para entender y asimilar esto, de hacerlo parte de mi vida, que se convierta en mi religión, que sea grabada para siempre en mi conciencia.

Ora todas las mañanas al despertar de un nuevo amanecer, encomiéndate a nuestro padre celestial para guie tu transitar, haz todos los días la oración y serás recompensado con el poder divino de nuestro Dios. Amén