Oración para el Martes 8 de octubre del 2019.


Ora todos los días, recibe este nuevo despertar con el mejor entusiasmo, haz que las maravillas que tienes alrededor sean tu alegría y tu esperanza, reafirma cada día a través de esta oración que estas más cerca del padre celestial, padre que siempre te guiara y te cuidara, ora todos los días con fe y con la esperanza que todo será para bien.


Gracias padre por este glorioso nuevo día, que sea de un día que me permita transcender todos mis errores, que me permita recuperar el tiempo perdido, que me permita decirles a mis seres querido, que los quiero y valoro mucho, que me permita alcanzar las metas que me he trazado, que me permita ser la sal de la tierra.


Deseo complacerte en este día, deseo andar por el mundo siendo un ejemplo para mis hermanos humanos, un ejemplo de victoria ante los obstáculos que enfrento en mi diario vivir, un ejemplo de perseverancia y optimismo ante los abismos que pretenden evitar el avance hacia la luz de Dios, un ejemplo de amor y gratitud por la vida.


Hoy amado padre, siento que no llevo carga alguna en mis hombros, siento que me llevas en tus brazos dando tanta calma a mi alma, tanto consuelo a mi espíritu, tanta esperanza a mi vida. Siento que secas mi lágrima, lagrimas que brotan todos los días por el dolor que experimento por la ausencia de mis seres amados.


Hoy señor te necesito como nunca lo había sentido, la soledad me abruma y me hace sentir que me estoy quedando solo, que mi vida cada vez se vuelva más insignificante y ha perdido todo significado para seguir adelante, siento que los motivos para seguir luchando y aferrarme a la vida ya no están que ya no existe motivo alguno.


Hoy quiero que me ayudes a quitar, este terrible miedo que siento y que no me permite realizar mis labores diarias y cotidianas. No me siento con ganas de trabajar de compartir con otros, de hablar o simplemente salir. El único que conoce lo que estoy pasando y el que puede ayudarme a superar esta situación tan dolorosa para mi eres tú.


Por esto señor, en el día de hoy, en este nuevo amanecer, en esta nueva oportunidad para comenzar de nuevo, te pido que sanes mi corazón y mi mente, no me permitas volver mis pensamientos al pasado, solo quiero saber, que lo único que importa es el hoy, el momento presente, el aquí y ahora. Gracias padre porque siempre me escuchas, Amen.


Recibe al señor al despertar, recibe sus bendiciones y todas sus fuerzas, para que tengas el mejor de los éxitos en este hermoso día, radiante con un sol brillante que iluminara tu camino.