Oración de hoy Jueves.


Oremos con entusiasmo en este día que Dios te ha regalado, ora con mucha fe y amor para que recibas la gracia de nuestro padre, su divina presencias toquen tu alma y cuerpo y veras como sus grandes dones se harán visible a través de sus milagros, has esta oración diariamente y serás testigo y protagonista de su inmenso poder y el amor que tienen para ti.


Despierta en la luz del día y haz esta bella oración diariamente, para que tengas el mejor de los días, el mejor despertar y la bendición de Dios. Abre tus manos, abre tu corazón y tu espíritu, para que las energías trasmitidas por el supremo, llegue a ti y a los tuyos, orar al despertar reconforta el alma, aquí tiene esta oración para que te acerques cada día a Dios padre.


Amanece y mi oración se fortalece con la fuerza que me da la seguridad de tu luz. Esa luz como la luz del sol pero que no siega, ni molesta mi vista. Que llena cada espacio que se encuentre en las sombras, calentando cada rincón que se encuentra en la frialdad del olvido, que resplandece como un faro que guía las embarcaciones por las noches.


Amanezco con felicidad, porque ya me has dado lo más importante para ser feliz, un cuerpo físico, sano, vigoroso, fuerte, con el que mi mente se expresa creativamente. Donde mi espíritu puede tocar las maravillas del mundo, donde puede correr, caminar, bailar, nadar, en fin, tantas cosas, donde la plenitud y libertad no tienen límites.


Te pido por la protección divina, que no permitas que pensamientos negativos se acerquen a mi mente y si lo hicieran transmútalos en su opuesto positivo. No quiero sentirme abrumado por las emociones, no quiero sobresaltarme y malgastar tu energía divina, no quiero cometer errores que hagan sentir un ser malvado.


Amado padre protector porque, así como tú me cuidas y proteges, así mismo quiero cuidar y proteger a mi familia. Sé que tengo muchas limitaciones que jamás este simple mortal podrá compararse con tu bendita presencia, pero deseo desde lo más profundo de mi alma, entregarle a mi familia tan solo un poquito de lo que tú nos das.


Padre de paz, concédeme la tranquilidad y sosiego que tanto deseo para soportar el día de hoy. Dame serenidad para escuchar a mis seres queridos y no estallar a la menor provocación. Dame comprensión para entender que todos somos humanos y cometemos errores y dame tu perdón para perdonarnos siempre.


Todas las mañanas has esta oración, aférrate a un Dios bueno para que tu día este lleno de gozo y buenaventuras, y consigas el camino hacia el amor al prójimo y tu cuerpo y alma estén bendecidos, en el nombre de Dios Amén.