Oración de hoy Sábado


Haz esta reconfortante y hermosa oración, que te acercara y te brindara la mejor de las bendiciones, te hará un ser maravilloso con una visión renovada porque Dios tocara tu corazón, ora con mucha fe y amor, veras que los enviados de Dios padre, ángeles y arcángeles te guiaran por siempre por el mejor de los caminos, para que tú y tu familia sean protegido por su santo poder.


Tu ayuda y protección sean bienvenida en este día, tu providencia y suministro sean bienvenida en este día, tu inteligencia e iluminación sean bienvenida en este día. Todo esto para dedicar este día a tu servicio, para dedicar este día a realizar el milagro más grande y maravilloso del mundo, el milagro de ser consiente de mi divinidad.


Solo el hablar contigo me llena de paz, reconforta mi alma, me mantiene en estado de expectativa, siento que esta horrible tormenta va pasar y que la luz del bien, de la armonía y la felicidad pronto se asoma y tu voz me calma diciéndome ya paso hijo, tus pensamientos mal calificados habían creado tu situación actual.


Permíteme ver las maravillas de tu mundo, las maravillas que no puedo ni concebir, las maravillas que hay enterrado en lo profundo de cada ser humano que habita este mundo. Las maravillas que solo puede existir en un mundo donde la voluntad perfecta de dios se manifiesta sin trabas de ningún tipo sin la intromisión de la negatividad de la conciencia terrena.


Que los maestros de luz que asisten la evolución de este mundo y de otros, sean los que nos mantengan protegidos y nos alejen de las tentaciones que nos puedan alejar de nuestro plan de vida. Gracias por amarme como me amas por darme todo lo que me das y entregarme otro día, que lo voy a entregar planamente al servicio de Dios.


Que este día sea un día de mucho provecho para mí y para los seres que tanto quiero, que este día se hagan realidad el sueño de todos, que se haga realidad las metas trazadas, que se hagan realidad las ambiciones de cada ser. Que este día sea el mejor día de todos los días de mi vida y de la vida de todos, gracias porque sé que me oyes y sonríes ante mi petición.


Gracias a las legiones de ángeles que siempre están en guardia y atento a la más mínima petición que se les haga para acudir al servicio que se les pida. Gracias por cuidarme y protegerme, gracias por cubrirme con sus alas de protección y mantenerme en todo momento libre de todo lo malo y destructivo, gracias porque siempre ha sido así.


Agradece por este nuevo día, por la protección de nuestro Señor, ora con mucha fe y veras que todos tus días serán florecidos, con días llenos de éxitos, de abundancia, de salud y prosperidad en el nombre de Dios. Amén.