Oración de hoy Viernes.


Ora todos los días esta hermosa oración y acércate a nuestro Dios amado para que entres en comunión, haz esta oración para que sientas las bendiciones que nuestro Dios eterno tiene para ti, acercarte a su grandiosa presencia todopoderoso, descubrirás los placeres que tiene para ti, ora con fe y devoción todas las mañanas esta oración que Dios te ha regalado y tu vida comenzará a cambiar porque recibirás todas sus bendiciones, esperanzas y misericordias.


Como en el comienzo de toda vida, empieza con el abrir de los ojos y admirar las bellezas que nos entregas, sin tener que pagar nada por eso. Las cosas más importantes del mundo las tenemos y no nos cuestan nada, están siempre presentes en nuestras vidas y poco valor les damos por que son gratis.


Feliz día padre quiero darte, así como tú me lo das ofreciéndome un nuevo despertar, ofreciéndome un nuevo comienzo, ofreciéndome una nueva oportunidad. Gracias por ser como eres, por concederme la gloriosa posibilidad de conocerte, de saber que no estoy solo en el mundo como un brizna de paja, movida de aquí para allá por el viento.


Amanece y quiero agradecerte por ser tan paciente y escuchar mis oraciones, por dedicar estos breves minutos a este hijo, que con mucho amor se dirige a ti. Gracias por este maravilloso regalo que se llama vida y ayúdame a descubrir las maravillas que encierra y a saber que los milagros se obran todos los días, gracias.


En este día quiero eliminar de mi vida las plagas que no permiten que disfrute de mi vida como debe ser. Una de ellas son la prisa, permíteme vivir cada momento con tranquilidad, sin apuros, sabiendo que las cosas van a pasar sin tener que apurarlas, que en la vida siempre voy a obtener aquello por lo cual trabajo si siento que merezco tenerlo.


Porque sin ningún tipo de interés me entregas la vida, me das la salud, me regalas el sustento, me enseñas la senda por donde caminar. Sin ningún tipo de interés, te has convertido en mi padre, en mi mejor amigo, en mi paño de lágrimas, en el ser, en quien más confió y el que por mí, ha hecho cosas sorprendentes.


Te saludo con mucho respeto señor y te doy gracias por el día de hoy, quiero entregártelo íntegramente a ti, quiero dártelo como ofrenda de amor, quiero que la energía, el entusiasmo y el vigor que me das a cada segundo y que siento en cada latido de mi corazón, entregarlo completamente para servirte sin ningún tipo de interés.


Ora todas las mañanas al despertar, inclínate ante nuestro Dios todo poderoso para que bendiga este transitar y la protección de Dios siempre vaya contigo y tu familia, el que habita bajo la sombra del altísimo jamás será desprotegido. Amén