Oración de hoy Viernes.


Haz esta oración al levantarte y da gracias a nuestro Padre porque comprendes y aceptas que eres un milagro viviente, un milagro de su eterno amor, ora con mucha fe y devoción para que cada día te reconfortes de su alimento espiritual y te llenes de fortaleza, de paciencia, de tolerancia, de bondad y conozcas todas sus buenaventuras.


Glorioso y bien amado padre, quiero recibir tu influencia divina de protección, acoge mi hogar no lo desampares en ningún momento, detén de una vez y por todas los constantes golpes de energía negativa que están derribando los cimiento que una vez fueron muy fuertes y ahora los ha hecho tambalear, reconstruye su esencia natural y vuélvelos sólido como la roca.


Padre celestial ya ha pasado el tiempo del dolor, de la miseria, de la desesperación, del llanto del hambre, de la guerra, de la desolación, de la traición, y ha vuelto a mi vida la dicha, la prosperidad, la alegría, la quietud, la paz, la fe, por eso te digo bendito ser de amor que si no fuera por tu buena y santa intervención mi mundo estaría desolado como un desierto.


Gracias mi amado Dios, mi barca ha llegado a puerto seguro, donde sus aguas son un remanso de quietud y en la paz del señor descanso cómodamente, gracias por estar presente cada día de mi vida, ya que eres tú eres la luz de mi camino y sin ti no tendría sentido mi amado Dios.


En el nombre de Dios todopoderoso, bueno y piadoso que manifiestas tu profundo amor por todos tus hijos, padre celestial que por la eternidad has manifestado tu fidelidad y respeto incondicional te alabo con cantos de esperanza y fe, te ruego, te pido tu santa protección.


Mi Dios grande, te suplico en este bello amanecer por la unión de nuestra familia, para que nos liberes para siempre de las críticas, de la mentira y chismes, te pido que nunca falte tu santa bendición porque gracias a tus bendiciones he podido tener todos mis sueños hechos realidad.


Diosito dame la promesa de tu bendita asistencia siempre que la necesite y procura en todo momento ser nuestro escudo protector, que no permitas que ningún deseo de maldad o daño llegue a nosotros, que la gloria de nuestro señor Jesucristo sea contigo bendito ser de luz, manifiesta tu poder de ayudar compasivamente.


Haz todas las mañanas esta hermosa oración con tus familiares, amigos y vecinos y sientan la unión como hermanos, para que reciban todas las bendiciones que nuestro Dios eterno tiene para cada uno de nosotros. Amén