Oración de la noche.


Haz esta oración antes de dormir y agradece por todas sus bendiciones, ora con mucha esperanza para que te sientas fortificado por la grandeza del señor y nada ni nadie atormente tu noche y si hay algo que sea perturbador para ti, allí estará nuestro amado Dios para abrazarte y decirte que todo pasara y vendrán momentos de felicidad, acércate a él y encontrar el camino de la luz y las esperanzas.


Hoy es el día prometido, hoy todo está cubierto, hoy las arcas del cielo se abren para darme de los más ricos manjares, que desde siempre han sido para mí. Yo me abro a la prosperidad que me pertenece, es mía y te doy gracias por darme este entendimiento y ser la abundancia de todo lo bueno y perfecto que mi corriente de vida necesita.


Tu perdón es eterno amado padre y también me perdono y perdono a todo el que necesite mi perdón. Te amo y te agradezco tanto afecto por este insignificante ser que se equivoca tanto en este mundo. Sígueme dando todo lo que das y cuídanos y protégenos y aléjanos de las tentaciones que no nos permiten seguir evolucionando.


Bendito sea tu amor eterno, porque es tu amor el que hace libre y me libera de las ataduras magnéticas que quieren mantenerme ligado al sufrimiento y al fracaso. Es tu amor que me hace grande y me permite salir victorioso ante cualquier batalla que por necesidad tengo que enfrentar en este mundo de oportunidades.


Padre de amor antes que todo te quiero pedir perdón por los errores cometidos y por las faltas que a diario cometo. Sé que tal vez no merezca tu perdón, pero lo necesito y si sé que eres un padre de amor tú me vas a perdonar en la misma medida que yo perdone a todo ser que de alguna forma me ha faltado.


Por todo lo que me has dado agradecerte yo quiero señor, porque simplemente estamos vivos y vibrantes de salud. Mantén alejado a mi cuerpo de cualquier alteración que afecte mi salud. No permitas que la vitalidad que viene de ti, sea cortada, dañada o interferida de alguna forma por los seres oscuros de la otra polaridad que pretenden hacerlo.


Por todo lo que me has dado agradecerte yo quiero señor, porque sé que cuidas muy bien y están a tu cobijo, todos mis seres queridos que han partido de este mundo material. Entrégales el descanso eterno que se merecen después, de haber vivido las tormentosas pruebas que tuvieron que pasar en su antiguo habitáculo terrestre.


Ora todas las noches con tus seres queridos y reciban la bendición de Dios, realicen esta oración con mucha fe y devoción, para que sientan la grandeza y protección de nuestro Dios, y sientan la calma, serenidad de una noche llena de muchas bendiciones. Amén