Oración de la noche.


Realiza esta oración con mucha fe y amor todas las noches, entra en contacto con nuestro Dios eterno y agradece por el hermoso día que has vivido, por llegar a casa con tus seres queridos y compartir con ellos en paz, en armonía, en unión, para que bendiga tu hogar y puedan dormir con la bendición del señor y estén protegido bajo su manto protector.


Buenas noches señor, otra noche donde siento he cumplido con mi tarea diaria, ser feliz y hacer feliz a otros. Pero a veces siento que las piernas me flaquean y pierdo las ganas de seguir adelante. Suceden muchas cosas a mí alrededor y lo peor de todo es que no puedo hacer nada para cambiarlas y eso me deprime y me pone mal.


No quiero resignarme a las cosas que suceden quiero aceptarla tal cual como pasan, tal cual cómo deben pasar. No me permitas intervenir en las vidas de otros, en tratar de vivir la vida de los demás. Todos somos alumnos de esta escuela terrenal y cada quien debe cumplir la tarea que se le ha asignado, dame mucha comprensión padre.


No trato con eso justificar mis errores, pero soy humano y acepto que mi voluntad ha sido débil, que he flaqueado. Perdón señor porque he pecado en acción y en omisión, también siento que he podido haber actuado de otra manera y no lo he hecho y peor aún no he hecho nada para que las cosas sean diferentes.


Esta noche no te quiero pedir nada absolutamente nada para mí, quiero pedirte por aquellos seres que he lastimado de forma consciente e inconsciente, en tu nombre les pido perdón, estoy arrepentido por mi mal comportamiento y las maneras deshonestas con la que los he tratado, de corazón les pido disculpa y les envió mi sentimiento de amor.


Pedido que tu radiante luz me envuelva y se convierta en una llama, que pueda consumir todo lo impura e insano de mi aura, de mi cuerpo, de mi mente y de mi espíritu. Consume para siempre cualquier vestigio que pueda quedar de los fracasos cometidos, de culpas y miedos. Y mantenme siempre protegido.


Buenas noches señor, gracias por oír mis suplicas, por siempre estar atento a mis oraciones que siempre me oyes y me atiendes. Gracias por mí, por mi familia, por mis amigos y compañeros, gracias por el aprendizaje diario, gracias por hacerme consiente de lo que soy y seré es gracias a ti padre. Gracias. Amen.


En esta hermosa noche ora con mucho amor, agradece siempre por los favores recibidos y por la fortaleza que recibes, para recibir con dignidad cualquier inconveniente y siempre guiado bajo el nombre del señor. Amén.