Oración de la noche.


Dios quiere para cada uno de nosotros lo mejor de la vida, esta bella oración hará de tu noche un bálsamo para tu descanso, para que duermas con tranquilidad, en protección y en armonía, haz esta bella oración todas las noches, cierra tus ojos y conéctate con nuestro ser supremo para que oiga a su hijo que siempre está en comunión con él, ora con mucha fe, amor y esperanza y siente como el milagro llega a tu vida.

Esta noche quiero meditar a través de tu palabra, ya que tu palabra puede transformar todo lo que estoy viviendo, pongo mi mirada en ti, y aleja de mi todo aquello que me quiera hacer dudar de ti, aléjalo de mi presencia y me des lo que tú quieres para mi vida, porque solo lo que venga de ti es bien recibido.

Gracias mi señor por ser mi protector de día y de noche, hoy me siento bien, porque tú me has demostrado que tú no tienes problema por mis problemas, todo lo contario tu estas allí ayudándome, hay muchas cosas que debo mejorar y sé que contigo lo voy a lograr.

Amado Dios, ya en casa con un merecido descanso, porque a pesar de las dificultades me diste en este día el entendimiento y la sabiduría para poder resolverlo, sé que mi vida está bajo tu protección, señor deseo que en esta noche pueda llenarme de energía y dormir en tus brazos.

Gracias por todos tus bienes padre, ya en esta noche puedo descansar a través de ti, que bueno tenerte a mi lado, pongo en tus manos todas mis acciones, tú eres mi meta eres la gloria que quiero alcanzar porque siempre estaré aferrado a tu misericordia.

Tu mano poderosa este en todo mi ser para vencer todas mis dificultades y despertar con un corazón abierto a recibir todas tus bendiciones, eres la fuente de mi vida, y declaro que esta noche tu harás lo que sea lo más conveniente para mí y mi familia.

Gracias por estar siempre de mi parte, gracias porque sé que voy a descansar en paz, solo tú me haces vivir confiado, y pongo en tus manos a mi familia y a todas estas personas que forman parte de mi vida, y llénalo de sabiduría para que puedan enfrentar todos sus problemas. Amén.

Ora todas las noches, invita a tu familia y estén en comunión con nuestro padre celestial, la oración es alimento para nuestras almas, para que la nutran de amor y de esperanzas. Amén.