Oración de la noche.


Rezar todas las noches, es la mejor manera de agradecer por todos los beneficios obtenidos durante todo el día, es la mejor manera de agradecer y analizar cómo han sido sus acciones, que pueden mejor y que deben cambiar, para ser cada día mejor persona, ora todas las noches y pide que siempre se haga la voluntad de Dios.


Padre te quiero agradecer, que tu voluntad me ha permitido ver otro ocaso de este bendito sol que ilumina contantemente con su luz y calor a esta amada tierra que le hace falta tanta luz, tanta iluminación a sus seres que se esconden en los rincones tenebrosos de la santería o espiritismo, cuídalos y protégelos mucho, a ti los encomiendo.


Padre te quiero agradecer, por ser tan generoso y atento conmigo, por entregarme aquello que me hace falta en todo momento y sé que lo que no he conseguido aun, ya se me ha concedido y solo estas esperando el momento oportuno para entregármelo. El momento para manifestarlo en armonía para todo el mundo y bajo la gracia de Dios.


Padre te quiero agradecer, porque a pesar de que hay muchas personas enfermas, padeciendo de dolorosas enfermedades, de penosos tratamientos médicos, que parecieran no curar, sino que aliviar momentáneamente la condición del paciente, sé que has curado a muchas más que solo con la fe que han puesto en ti ha sido suficiente.


Padre te quiero agradecer, porque tu presencia esta en cada puesto de trabajo, porque estas en los comercios, en las tiendas, en los grandes consorcios empresariales. Gracias porque sé que en este mundo la abundancia y la riqueza es tuya, porque ningún negocio es exitoso si tu no está en él, en las personas que la componen.


Padre te quiero agradecer por todos los habitantes del planeta, que la unión que exista en cada grupo familiar sea más grande y duradera. Que las familias que estén en constante lucha y discordia sean cubiertas con tu manto de reconciliación y amor y sientan un profundo sentimiento de unión, de hermandad, de paz y de perdón amoroso.


Padre te quiero dar las gracias de todo corazón con todas las fuerzas de mi alma, con todo el sentimiento que pueda salir de mí. Solo te quiero pedir que no me permitas desperdiciar momentos para hacer el bien, para sembrar la semilla de la bondad y lo correcto, de hacer aquello que deba ser hecho y sobretodo de amar sin miedo, gracias, amen.


Acércate todas las noches a Dios todopoderoso, acércate a su inmenso amor, Dios te brinda un camino lleno de dicha y prosperidad para ti y tus seres queridos, hazla todas las noches con fe y esperanzas. Amén.