Oración de la noche.


Haz esta poderosa oración todas las noches y pide con mucha fe y devoción para que todas las noches te acerques a nuestro Dios, para que te conceda la dicha y el milagro de dormir juntos al lado de Dios padre, ora y acércate a sus buenaventuras y sus milagros que tienen para ti, Dios siempre tendrá los mejores deseos y a través de la oración encontraras su camino.


Que tu bendita misericordia, nunca me sea negada, que tu voluntad de permitirme seguir viviendo y caminando por este mundo de aprendizaje, por este mundo de premios y derrotas, por este mundo de logros y fracasos, por este mundo de infinitas oportunidades, sea siempre conmigo. Gracias porque puedo ver y analizar lo hecho por mí en el día.


Dame la sabiduría necesaria para aceptar los hechos tal como pasaron, si se dieron así, por algo seria. Todo tiene su razón de ser en la vida, todo pasa por algo. No permitas que la testarudez se apodere de mí y me vuelva necio, con mis pensamientos, creyendo que si las cosas hubieran pasado diferente mi vida seria de otra manera.


Dame la fortaleza para enfrentarme a mí mismo, creo que yo soy mi principal enemigo, por negarme a orar, por negarme a quitarme del medio, para que opere tu voluntad. Por no cuidar mí pensamiento y sentimientos y permitir que por cualquier provocación se alteren y salgan de mi cualquier cantidad de ofensas y reclamos hacia mis hermanos.


Cuídame, protégeme, mantenme sellado en un gigantesco pilar de luz blanca que me mantenga a salvo de pensamientos y sentimientos mal sanos. Que hayan sido lanzados hacia mí, con intención de herirme y afligir mi vida. Que todo esto sea devuelto haca quien lo lanzo transformado en amor y paz y no sienta más ganas de dañar a nadie.


Me uno a tu voluntad divina de amor incondicional para todos, a tu voluntad de perdón misericordioso, de tu voluntad de progreso. Me uno a las mentes universales que emanan pensamientos e ideas de progreso, de victoria, de realización positiva, de vida plena. Me uno a tu sentido práctico de vivir viviendo.


Gracias porque sé que, si estoy compartiendo esta oración contigo, es porque tienes un plan perfecto para mí, porque deseas que mi servicio siga dando frutos, si es que los ha dado. Gracias por las oportunidades que me das a pesar de mis fallas y gracias por ser como eres conmigo y con todos los seres que compartimos este mundo. Gracias, Amen.


Ora todas las noches con toda tu familia antes de dormir y recen por su bienestar y noches de protección encomendándose en el nombre de Dios y duerme en santa paz. Amén.