Oración de la noche.

Haz esta bella oración con mucho fervor y esperanza, para que te acerques a las bendiciones de nuestro padre celestial para que guíen tus sueños y alimenten tu cuerpo y alma cada noche y sientas que tienes a tu lado un Dios omnipotente que jamás te abandonara, Dios siempre será tu protector y tu fiel amigo a través de la oración encontraras su camino y su cercanía a sus más preciados tesoros.

Alabado sea tu nombre señor, me has concedido la salud y creo que en realidad eso es lo que en verdad necesito para ser feliz. Que ser humano enfermo y cansado puede realizar las actividades más básicas, que ser con su mente atormentado por la enfermedad puede entregarse plenamente a la voluntad tuya y ayudar a su hermano.

Bendito sea tu amor eterno, porque es tu amor el que hace libre y me libera de las ataduras magnéticas que quieren mantenerme ligado al sufrimiento y al fracaso. Es tu amor que me hace grande y me permite salir victorioso ante cualquier batalla que por necesidad tengo que enfrentar en este mundo de oportunidades.

Será padre, que, al arrodillarme aquí ante ti, con el arrepentimiento a flor de piel, de culpas que siento que no me pertenecen porque es cierto me he equivocado y mucho, pero quien me enseñó a vivir, quien me dijo como obrar o como pensar de la manera que se debía, sin saber que todo acto conlleva a un resultado que será bueno o malo.

Que el descanso revitalice mi cuerpo, que al despertar mañana esté listo y preparado para la dura jornada diaria, que mi cuerpo se mantenga dispuesto a seguir siendo el vehículo de mis ideas, el vehículo de mi alma el vehículo de mi espíritu. Que mi cuerpo no desmalle y se quiebre como un barco que lo estrellan contras las piedras.

Que la misericordia de Dios siempre este conmigo y con mis hermanos, gracias por las benditas oportunidades que me ofreciste hoy. Gracias por darme el privilegio de sentirme más cerca de ti y de tu divinidad, cuando puedo ayudar a cualquier parte tuya. Porque sé que aquí en la tierra, todos formamos parte de tu esencia divina y perfecta.

Buenas noches señor de misericordia, quiero que me regales un descanso confortable, revitalizador, que me llene de energía para levantarme con entusiasmo y vigor. Lleno de paz y con ganas de comerme el mundo de enfrentar las oportunidades que se me presenten con fe y con la convicción de que no voy a fallar más en la vida.

Ora todas las noches con tu familia para que Dios los bendiga, te guíen por el camino de la salvación y sientan en cada palabra la dicha de tener a su lado a un Dios todo poderoso, justo y bondadoso. Amén.

Publicada el
Categorizado como Oración
paper help