Oración de la noche.


Haz esta oración todas las noches y da gracias a nuestro Padre porque comprendes y aceptas que eres un milagro viviente, un milagro de su eterno amor, ora con mucha fe y devoción para que cada día te reconfortes de su alimento espiritual y te llenes de fortaleza, de paciencia, de tolerancia, de bondad y conozcas todas sus buenaventuras y una noche reparadora.


Que la perfección de Dios siempre me cubra, que tu voluntad de amor y paz siempre sea conmigo y mi familia. Gracias por las bendiciones que me ofreciste durante este día, gracias porque en este día puede aprender lo que significa compartir con los demás sin esperar nada a cambio, solo con una sonrisa me vasto para sentirme más que pago.


Que la perfección de Dios siempre este con cada ser que habita este plano terrenal, que la armonía y la felicidad sea una constante en cada hogar en especial en mi país que amo y quiero tanto. Gracias por hacerme tan dichoso por la familia que tengo, por la familia que tanta alegría me produce, que tantos momentos de dicha comparten conmigo.


Que la perfección de Dios siempre se manifieste en cada centro de salud, en cada hospital, en cada ambulatorio, que tu voluntad de salud y curación se haga al instante. Te pido que cures su cuerpo, pero también su mente, borra para siempre de sus mentes, sus pensamientos de dolor y de limitación de cualquier tipo.


Que la perfección de Dios siempre sea una contante en cada corazón humano, que sean bañados con tu radiante presencia transmutada y borra cualquier sentimiento limitante destructivo, cualquier sentimiento que no sea consonó con el amor, cualquier sentimiento que sea negativo, impuro, de dolor, de tristeza, de angustia, de ira, de rencor, de rabia.


Que la perfección de Dios siempre este conmigo y con mis seres queridos, aunque también te quiero pedir por aquellos seres que no conozco, pero que se, que pueden estar pasando por situaciones, que los mantiene en una zozobra constante, en un profundo dolor y sin esperanzas por ver solucionado sus problemas, económicos o de salud.


Gracias por hacer de mi día perfecto, por hacerlo placentero, por darme muchas oportunidades para aprender, por darme momentos de alegría, por darme la paz que necesito. Gracias por que sin ti no podría hacer nada, gracias porque en lo simple de la vida esta lo más importante y tú me has enseñado eso gracias porque es así. Amen.


Ora todas las noches con los hermanos, con la familia y agradezcan a nuestro amado por la abundancia que has tenido, por los seres maravillosos que forman parte de tu vida y por la dicha de un día más de salud, en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo. Amén.