Oración para el Domingo 20 de octubre del 2019.


Realiza esta bella oración todos los días, hazla con mucha fe y acércate a sus designios, aférrate a su misericordia y a su inmenso amor, Dios es justo y bondadoso y te cuidará, te protegerá, y abrirá tu camino para que este iluminado y con la esperanza de un grandioso comienzo, ora con humildad, fervor y sencillez y alcanzaras sus bendiciones.


Que la felicidad se manifieste en este glorioso nuevo día, que se manifieste la gloria de Dios, que se materialicen todos nuestros deseos más hermosos, que creíamos nunca se iban a ser realidad. Bendícenos en este magnífico día, que seas siempre alabado y enaltecido y tú gloriosa presencia este siempre a nuestro lado.


Que en este día tenga un hermoso despertar, carga de la energía electrónica que vitaliza a todo mi organismo, deseo sentir la fuerza y el vigor que nunca antes había sentido. También deseo esto para mis familiares, compañeros y amigos, que sientan en este momento las ganas de vivir y enfrentarse a la vida con fe.


Quiero bendecir en tu nombre a todo ser, que por alguna necesidad contacte, que tu bendición preceda mi saludo, que tu amor este siempre en mi palabra. Quiero ver el despertar de mis dones, dones divinos que sé que poseo pero que nunca los he querido desarrollar, por omisión, por creerlo mentira o por simplemente desgano.


Padre que todo lo sabes, que todo lo puedes y que eres todo amor, permíteme en este día, cumplir con tu voluntad. No quiero seguir perdiendo mi tiempo, haciendo lo que no debo y no quiero hacer, hoy quiero ser un hombre que sabe lo que quiere, que sabe a dónde va y que sabe cómo llegar a donde debe ir, solo contigo es posible.


Quiero que me hables como solo tú puedes hacerlo y quiero aprender a escuchar el lenguaje que solo mi corazón entiende. Tu poder y gloria son tan grande que me empequeñezco ante tu presencia y me doy cuenta que quien obra las acciones en mi vida eres tú, que yo solo soy un instrumento para que manifiestes tus dones.


Dones que quiero que sean realizadas en tu nombre a través de mí, solo espero tener la suficiente fuerza de voluntad, para no dejar que mi orgullo espiritual hable y se apropie de tus obras. Gracias por que siempre me alejas de semejantes errores y me mantienes fiel a tu voluntad. Gracias señor. En el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo. Amen.


Haz esta oración todas las mañanas al despertar, ora con tu familia agradezcan por todas las bondades de nuestro Dios padre y pidan por su protección, porque jamás serán abandonados y serán bendecidos por la gracia del señor por toda la eternidad. Amén.