Oración para el Domingo 27 de octubre del 2019.

Es un nuevo día, ora con fe y devoción esta oración que Dios te ha regalado y tu vida comenzará a cambiar porque recibirás todas sus bendiciones, esperanzas y misericordias, has esta oración para que sientas las bendiciones que nuestro Dios eterno tiene para ti, acercarte a su omnipotente presencia todopoderoso, descubrirás los placeres que tiene para ti y tus seres queridos.


Hermoso día padre querido, quiero sentirme más cerca de ti y de mis hermanos humanos, quiero compartir la dicha de la felicidad que me da el saber que tú deseas solo lo mejor para mí y los míos. Por eso quiero trabajar, solo esperando lo mejor, deseo lo mejor pienso solo en lo mejor, hablo solo de lo mejor de la vida.


Amanece y aunque no parece que pueda soportar los embates de la vida, quiero continuar y no porque sea terco o me guste sufrir. Quiero continuar porque sé que una vida sin dolor es posible, te conozco bien padre y sé que tú no gozas con el dolor y sufrimiento de tus hijos y mucho menos verlos condenado para toda la eternidad.


Feliz día padre quiero darte, así como tú me lo das ofreciéndome un nuevo despertar, ofreciéndome un nuevo comienzo, ofreciéndome una nueva oportunidad. Gracias por ser como eres, por concederme la gloriosa posibilidad de conocerte, de saber que no estoy solo en el mundo como una brizna de paja, movida de aquí para allá por el viento.


Señor, me lo das todo y yo no soy reciproco contigo, te pido perdón de rodillas y llorando te pido perdón una y mil veces, por no reconocerte en la mirada de mi hermano. Ayúdame en este día, a enmendar mi error y estar siempre dispuesto a la ayuda y sobre todo a entender que soy un canal perfecto de tus dones. Gracias.


Lo que tú, padre de misericordia, haz hecho por nosotros tus hijos es muy grande y hemos sido unos malagradecidos, por ni siquiera darte las gracias por cada soplo de aire que llena nuestros pulmones, por cada latido de nuestros corazones, por cada pensamiento que sale de nuestra mente, por el proceso de sintetizar el alimento que hemos consumido.


Hoy amado padre, siento que no llevo carga alguna en mis hombros, siento que me llevas en tus brazos dando tanta calma a mi alma, tanto consuelo a mi espíritu, tanta esperanza a mi vida. Siento que secas mi lágrima, lagrimas que brotan todos los días por el dolor que experimento por la ausencia de mis seres amados.


Únanse en familia y lleven el nombre de Dios en alto al realizar esta bella oración, haz esta oración todos los días con tus personas amadas, para que recibas durante el día las bendiciones del Dios eterno, Amén.

Publicada el
Categorizado como Oración
paper help