Oración para el Jueves 24 de octubre del 2019.


Acércate a nuestro Dios amoroso con tus alabanzas y tus oraciones para emprender el mejor de los días, has esta oración con la mayor fe y devoción, para que encuentres el camino más cercano a nuestro padre y recibirás las bendiciones a través de sus maravillas y creaciones, Dios siempre te fortalecerá en todo momento y no te abandonara.


Feliz día mi señor, dueño de mi vida y de mi destino, gracias por tu inmensa misericordia al ofrecerme otra oportunidad de permanecer en este mundo. Gracias por haber cuidado de mi cuerpo y de mi hogar mientras estuve dormido, sígueme protegiendo como lo has hecho hasta hoy, sígueme entregando tu amor y tu paz.


A pesar de tus cuidados señor, me he sentido muy mal de salud, mi cuerpo ha presentado un estado que no es consonó con la salud y el bienestar físico, manifiesta tu todopoderosa presencia curativa y dame la salud que tanto requiero para seguir bregando con entusiasmo y alegría. No me desampares y abre los caminos que se encuentren cerrados.


Oh señor glorioso, siente mis plegarias que está llena de inmensa gratitud y sentimientos de amor por todo lo en este momento para que sientas que se estoy consciente de lo que haces en mi vida. que haces por mí. Por tus cuidados desinteresados, por aun sin pedírtelo me entregas aquello que necesito y quiero para mi servicio a la vida. Tu contacto.


Mi corazón se desborda de mucha esperanza, fe y caridad, estos mismos dones que tú siente, déjame caminar a tu lado para llevar una vida de profunda espiritualidad. Una vida que ofrezca bendiciones a mis amigos, empleados, vecinos, familiares y seres que no conozco pero que contacto a diario en mi trabajo o en mi transitar por el mundo.


También quiero pedirte por todo aquel que se encuentre en esta misma situación de malestar corporal y de este estado febril. Envuélvelos con tu llama sanadora que consuma la enfermedad y se manifieste aquí y ahora la salud y se haga una contante. Borra cualquier pensamiento que pueda volver a presentar este estado.


Señor de señores, tu amor es tan grande al igual que tu poder que no tengo de nada porque sé que ese poder y ese amor me respaldan en todo momento. Ya en este instante siento tu poder curativo y siento que mi energía se está estabilizando. Gracias por obrar tus milagros en mí y deseo se hagan presentes en toda la humanidad. Amen.


Realiza esta oración diariamente para que te reencuentres con nuestro amado padre y recibas de su parte todas las bendiciones y milagros, porque para nuestro padre eterno solo hay amor y mucha bondad para calmar las angustias. Amén.