Oración para el Miércoles 9 de octubre del 2019.


Realiza esta oración diariamente, para que te mantengas en contacto directo con el padre celestial, a través de esta oración recibirás la bendición y la buenas energías, para empezar el día, acércate siempre a su amor, porque a través de su palabra serán guiado hacia una vida eterna y una vida plena sin dolores y temores.


Buenos días amado padre, bendito protector de todos tus hijos que velas por cada parte tuya que habita la tierra. Por cada animal, planta y ser vivo, gracias por tus cuidados y consejos, gracias por tu infinito amor, consuelo y misericordia que siempre nos concedes por los errores cometidos de forma voluntaria o no.


Buenos días padre amado, por hacerme digno de permanecer un día más al lado de mis seres queridos, por darme la dicha de poder abrazar a mis hijas, a mis padres, a mis abuelos y dame la fuerza para soportar la ausencia de aquellos que ya no están más a mi lado y que no poder abrazar jamás en esta vida terrenal.


Buenos días padre amado, cuidad mucho de esos seres que partieron ya hace mucho tiempo de este mundo y ahora se encuentran contigo disfrutando de tu compañía de tus consejos, de tu amor. Espero si es tu voluntad volver a verlos otra vez, poder hablar con ellos y disfrutar de su compañía, de sus vivencias y experiencias.


Buenos días padre amado, no me permitas pensar y creer que tu voluntad es mala o negativo por el simple hecho que no pueda entender ahora, las cosas que estoy pasando y viviendo. Entiendo y sé que todo tiene un motivo en la vida, que todo pasa por algo y para algo y que jamás tú permitirías que tu voluntad me dañara.


Buenos días padre amado, quítame esos pensamientos impuros y negativos que han estado dando vuelta en mis pensamientos y que han querido adueñarse de mi cordura. No permitas que produzcan acto alguno que dañen cualquier parte de la vida que yo contacte en cualquier forma, dame fuerza, dame luz, dame valor, dame tu poder.


Buenos días padre amado, quiero ofrecerte este día a ti, a tu servicio, a dar sin recibir nada del otro porque ya tú me das y muchísimo. Quiero elevar mis oraciones para que sean escuchadas y no para pedir sino para dar a otros, quiero que me permitas ayudarte a reconfortar corazones cansados a elevar pensamientos a perdonar errores, gracias. Amen.


Reza al despertar, reza un padre nuestro, acompañado de esta esta bella oración, para que tengas un día dichoso, un día bendecido y un día con la mejor disposición para recibir todo lo bueno del señor. Amén.