Oración para la noche del Domingo 23 de junio del 2019


Padre bueno y misericordioso te doy gracias por haber terminado este día, aun con ciertas dificultades que tuve, pero tú me distes la fortaleza de seguir luchando de afrontar las adversidades que se pudieron presentar, te doy gracias por todos los favores que he recibido, gracias por guiarme y no caer en malas acciones de envidiar u ofender a alguien y si así fuera el caso Dios ayúdame a pedir perdón a ser humilde que cualquier ofensa haya cometido que no se vuelva a repetir.

Cada palabra que salga de mis labios sea para alabarte, adorarte y glorificarte para darte gracias por el hermoso día que he tenido porque cada aliento que sale por mi boca es un regalo de Dios que estoy llena de vida.

Cada día que me das es una nueva oportunidad de corregir mis errores de ser mejor persona, de ayudar al prójimo, de estar más tiempo con mi familia con mis seres queridos, gracias mi Dios por todos esos hermosos obsequios porque tú me llenas de dicha y quiero dejar mi corazón atado al tuyo y así sentir cada día tu inmenso amor.

Gracias mi padre bueno y misericordioso y pido que estas horas que voy a tener de descanso para mí y mi familia nos protejas de cualquier mal pensamiento y protejas nuestro hogar.

Diosito permíteme dormir a gusto, sentir que me abrazas y me proteges de las tinieblas, que tus ángeles estén velando cada momento de mi vida, acompáñame esta noche en mis sueños y cubre con tu manto misericordioso todo nuestro hogar y amanecer lleno de fe, de esperanza y sabiduría.

Cerrare mis ojos y dormiré en calma porque me siento segura de tu protección porque siempre estas presente en mi vida y en mi familia, sé que con tu divina presencia nada nos faltara porque sé que no temeré de cualquier mal que nos acechen y que me hagan caer o perder la fe para seguir adorándote y alabándote.

Bendice señor a todas aquellas personas que estamos esperando tu venida para alabarte y glorificarte, bendícenos señor hoy y eternamente porque siempre serán bien recibidos tus bendiciones e el nombre del padre del hijo y del espíritu santo. Amén