Oración para la noche del viernes 14 de junio del 2019


En este momento de descanso y reposo me lleno de calma para hablar con mi Dios todo poderoso, primeramente para agradecer y bendecir por el día de hoy, para agradecerte por la persona que soy, estoy llena de riquezas porque tengo la mejor familia, los mejores amigos y el mejor empleo.

Gracias mi Dios por esta hermosa oportunidad de ver el mundo y compartir con personas maravillosas, que aunque tenga diferentes dificultades no estoy sola tengo el apoyo de mi familia que siempre ha estado allí para ayudarnos los uno con los otros.

Estoy en mi cama sin angustia y pidiéndote todos los días que me des la fuerza para afrontar cada día de mi existencia, siempre permíteme estar contigo que no desmaye que nunca pierda la fe que he puesto en ti y nunca me vaya al camino fácil o al camino lleno de espinas, yo te seguiré a ti al camino frondoso lleno de flores y de un rico aromas porque Dios es protección y amparo para todos sus hijos.

Por favor mi Dios siempre escucha mis oraciones, nunca me abandones porque estoy aferrada a ti, a tu misericordia a tus bendiciones a tu inmensa gratitud, porque sin ti mi día no sería feliz porque en cada meta que me trazo cada camino que recorro siempre estás ahí a mi lado como un guardaespaldas cuidándome.

Jamás me desampares para poder caminar sin miedo porque sé que estás ahí presente cuidándome como buen hijo que soy, yo siempre te seré fiel porque ahora me entrego a tu bendita misericordia, y al inmenso amor que tú me brindas.

Que cada día que pase alejes de mi las envidias, las personas que no desean lo bueno para mí, aleja todas esas personas que se acercan con intrigas, con chisme, con malas intenciones y entra en sus corazones para que consigan la paz interna que yo tengo.

Porque yo estoy contigo caminando a tu lado, y siempre quiero rodearme de personas que están llenas de buenas energías, gracias mi Dios, te estaré siempre agradecido por formar parte de mi vida, en el nombre de Dios descansare en sana paz. Amén