3 minutos de lectura

Ha llegado la noche del viernes y mi corazón se acelera llena de alegría y felicidad, porque sacó este momento...